Finaliza en el Puerto y Club Náutico Marina Internacional de Torrevieja la primera campaña del PROYECTO OASIS con la presentación en su “Aula del Mar”, de los resultados preliminares de marcaje de tortugas por parte de investigadores de KAI Expediciones con investigadores de Alnitak, NOAA, el Instituto HYDRA y National Geographic.

Ricardo Sagarminaga van Buiten, director científico del Proyecto OASIS presentaba en el Aula del Mar del Puerto Marina Internacional de Torrevieja el proyecto y los resultados preliminares de la primera fase de campañas de mar.

Durante dos semanas un equipo de 12 investigadores de 8 países ha realizado una campaña de mar en la zona del Seco de Palos a bordo del nuevo velero de investigación Luis Ginillo utilizando por primera vez en el Mediterráneo equipos de cámaras Crittercam® y marcas satelitales sobre tortugas marinas para obtener filmaciones de su comportamiento y dieta cuando se encuentran en el mar abierto o en las cercanías de montes submarinos y cañones como los del Seco de Palos y Escarpe de Mazarrón.

En los primeros 10 días de mar, navegando a lo largo del Escarpe de Mazarrón y el Seco de Palos, se han marcado 3 tortugas, obteniendo además muestras de tejido y sangre para análisis de toxicología y genética.

El proyecto OASIS, que se realiza con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, y cuenta además con la colaboración de diversas instituciones científicas como NOAA y National Geographic, KAI Marine Services, el Instituto Español de Oceanografía, JDB Consult y el prestigioso Hopkins Marine Station de la Universidad de Stanford. Sagarminaga destacó también el papel de los pescadores que han colaborado con diversas instituciones científicas desde 1986 y también el Club Nautico de Marina Internacional que ha colaborado con Alnitak desde 1992.

Precisamente haciendo referencia a la colaboración del sector pesquero y en especial la asociación CEPESCA, Ricardo presentaba el Proyecto OASIS como el siguiente paso después del importante éxito conseguido en relación a la problemática de la captura accidental de tortugas marinas en la pesquería de palangre. Si hasta hace poco se estimaban capturas anuales de más de 20000 tortugas tan solo en la flota española del Mediterráneo, desde 2008, gracias a una pesca más profunda y el uso de carnada de pescado se ha conseguido una reducción en más de un 95% en el riesgo de captura sin afectar el rendimiento de la pesca. Sagarminaga resaltaba que éste logro se considera a nivel internacional como uno de los grandes éxitos en la conservación de las tortugas marinas, y que ahora el Proyecto OASIS se centraba en resolver otros retos, como la captura accidental en las pesquerías de bonito y langosta, la contaminación, la colisión con embarcaciones y la muerte de tortugas en redes de deriva ilegales al norte de Argelia.

El Proyecto OASIS se desarrolla en una de las regiones marinas más valiosas del planeta que al situarse en la intersección de tres áreas biogeográficas y la antesala de transición entre Atlántico y Mediterráneo ofrece a grandes pelágicos como tiburones, tunidos, tortugas y cetáceos una zona de alimentación y reproducción de singular importancia. Los experimentos del Proyecto OASIS se centran en la función que tienen miles de tortugas en el Mar de Alborán y la Cuenca Argelino-balear como “agregadores de alimento”. Cada una de estas tortugas sirve de substrato para la fijación de algas donde proliferan pequeños invertebrados. Atraídos por esta fuente de alimento y la sobra, pequeños peces atraen a peces más grandes. Para coronar éstos oasis de vida a menudo el caparazón de las tortugas sirve también de plataforma de descanso para pequeñas aves marinas.

Si las marcas de satélite nos sirven para analizar los movimientos de las tortugas a gran escala, mostrando sus migraciones transoceánicas y su distribución, las nuevas marcas Crittercam de National Geographic constituyen una mirada más detallada de las inmersiones de éstos animales, su comportamiento, ritmo de natación y respiración, etc. Las primeras marcas han empezado a analizarse ya a bordo del Luis Ginillo. Pero National Geographic no solo aportara esta singular herramienta científica al proyecto OASIS, ya que se realizará también un documental para la divulgación y sensibilización pública. Como centro de difusión de ésta divulgación y educación, el Aula del Mar de Torrevieja tomara a partir de ahora el relevo incorporando los materiales audiovisuales que vayan produciendo las campañas del Luis Ginillo. También en el ámbito de la integración del público en el marco de las políticas de conservación de la biodiversidad marina, se destacaba la singular formula de las campañas científicas de KAI Marine Services, que ofrece la posibilidad al público de participar como voluntarios y a estudiantes universitarios de formarse a través de una serie de cursos que desarrolla KAI con el Instituto HYDRA en el marco del Proceso de Bologna.

Tras una celebración de despedida a bordo, el equipo de investigación soltaba las amarras para poner rumbo a la siguiente fase de experimentos que se desarrollaran en aguas de la Isla de Menorca donde se colaborará con la pesquería artesanal de langosta. Poniendo fin a ésta presentación, Sagarminaga hacía hincapié en que en la actualidad podemos considerar a nuestras pesquerías tradicionales como una especie en vías de extinción y que es fundamental apoyar al sector para garantizar que sigan cumpliendo con su función de conservación y explotación sostenible de nuestros recursos naturales y culturales marinos.