En su segundo año y desde el Club Náutico Marina Internacional, queremos darle la bienvenida.

El Dragon Boat, de origen asiático, es cada vez más practicado en nuestro país y lo demuestra el hecho de que este año participan en la competición más nacionales que nunca.

Torrevieja acogió hasta el día 14 de octubre y por segundo año consecutivo, el Festival de Dragon Boat, un deporte de origen asiático, con 2.000 años de antigüedad, pero bastante desconocido en nuestro país. Hasta la ciudad de la sal llegaron más de 300 regatistas de seis países -EE.UU., Canadá, Inglaterra, Sudáfrica y Nueva Zelanda-, además de España, con representantes de Asturias, Galicia, Sevilla, la Región de Murcia y la Comunidad Valenciana, donde por primera vez participaron palistas de Valencia, La Vila Joiosa y Torrevieja.

El sábado 13 de octubre,  se disputaron las semifinales y las fases eliminatorias y el domingo 14 a partir de las 10h se realizaron las finales.  Es la única regata del mundo en la que los participantes se enfrentan por continentes. En este caso Europa, ganador del año anterior.

La distancia recorrida ha sido de 200 metros con embarcaciones de 10 y de 20 palistas que acompasan las paladas al ritmo que marca el tambor situado en la proa de las curiosas embarcaciones, mientras que en la popa se sitúa un timonel encargado de llevar la dirección del barco. La jornada del sábado contó con un numeroso público, dado el día soleado y el puente festivo.

La competición de «dragones» de este año cuenta con una categoría muy especial, llamada BCS (Breast Cancer Survivor – Supervivientes de Cáncer de Mama), conformada por mujeres que han conseguido superar esa enfermedad. Ataviadas con camisetas rosas, estas luchadoras dieron toda una lección de vida y de deporte.

El sábado se celebraron unas jornadas en el Club Náutico Marina Internacional con una serie de ponencias y charlas, donde mujeres de todos los clubes y países participantes pudieron intercambiar su ilusión y su entusiasmo por este deporte y la ayuda que a nivel físico y emocional proporcionan estas jornadas . Con el deseo de que sus voces sean cada vez más oídas y puedan contar con el apoyo de instituciones y organismos y que junto con la Asociación Española Dragon Boat y clubes a los que pertenecen y realizan sus entrenamientos, puedan tener la ayuda necesaria para desarrollar estos momentos de convivencia y deporte que tanta fuerza proporcionan.

El domingo se realizó una ofrenda floral en el mar en recuerdo de las mujeres que no han podido superar el cáncer de mama, acto emotivo que este año dedicamos a todas ellas y en especial a Jan Collins, que como mujer luchadora hasta el final, inculcó el deporte y sus beneficios en mujeres afectadas por esta dolencia e introdujo este deporte en España. Ella estuvo presente este año pasado y luchó y compitió como la primera y disfrutó con todas de este evento con ilusión, viendo que su sueño en España se estaba cumpliendo. Desgraciadamente este año no está pero agradecemos a su familia que sí nos ha acompañado este año y ha compartido estos momentos con todos los participantes presentes.

 

Podéis ver todas las fotos y vídeos de la competición en el siguiente enlace