PUERTO DEPORTIVO MARINA INTERNACIONAL DE TORREVIEJA


Ir al Contenido

Historia

El Puerto

Torrevieja y el Puerto Deportivo Marina Internaciónal



La ciudad de Torrevieja tiene su historia indisolublemente unidad al mar, pero no de forma retórica o figurada.

El Mar, el agua de nuestro mar Mediterráneo es la fuente principal de la que se alimentan las lagunas de La Mata y Torrevieja, y es en esta última donde se produce la famosa sal, que en la actualidad con producciones que rondan el millón de toneladas anuales, sigue siendo uno de los referentes de la ciudad, pues aunque el turismo le haya quitado la hegemonía económica, sigue siendo uno de los principales referentes de la “ciudad salinera”.


Pero el mar, o la Mar, como es más apropiado decir al referirnos a este capítulo, ha sido desde los albores de la población, otro de sus principales factores económicos y laborales. La flota de Torrevieja vivió momentos de auténtico esplendor y sus marineros gozaron de merecida fama, como exponentes de las virtudes de los hombres de la mar.

Desde la mitad del siglo XIX hasta los últimos años de la navegación a vela, cuando ésta fue definitivamente sustituida por el vapor, la bahía de Torrevieja acogió a la mayor flota de veleros de cabotaje que navegó por el Mediterráneo, ampliando sus singladuras hasta países del norte de Europa y con especial relevancia, la carrera a América, que con el paso de los años y la frecuencia de aquellos viajes, acabó convirtiendo a esta ciudad en la capital mundial de la habanera, canto que los marineros torrevejenses aprendieron en la lejana Cuba, supieron asimilar como nadie y convertir en la melodía tradicional de la ciudad, que anualmente celebra un Certamen Internacional televisado a los cinco continentes.

Pailebotes, goletas, faluchos, bricbarcas y todo tipo de veleros surcaron los mares transportando principalmente los productos de la huerta de Murcia y la Vega del Segura y retornando con los más diversos fletes, con especial relevancia las maderas de caoba que llegaban procedentes de la mayor de las antillas.

Muchos de aquellos veleros fueron comprados a armadores catalanes o mallorquines, pero otros muchos fueron construidos en los astilleros de Torrevieja por sus maestros calafates, que gozaban de merecida fama por la rapidez y el porte de sus barcos. Algunos de aquellos antiguos astilleros se encontraban a escasos metros de donde hoy día está situado el Puerto Deportivo Marina Internacional de Torrevieja.

Como un recuerdo y un homenaje a aquellos hombres que se jugaban la vida en la mar, el ayuntamiento de Torrevieja compró y está restaurando en la actualidad al que fue quizá el último velero que salió de los astilleros torrevejenses, el pailebote “Pascual Flores”, que cuando esté totalmente restaurado, algo que se prevé que ocurra en este mismo año, será el velero más antiguo que continúe navegando en activo, ahora convertido en buque escuela de alta vela.

Pero dando una mirada a la actualidad, aquella pequeña población de marineros y salineros, hoy día se ha convertido en la cuarta ciudad en número de población de la Comunidad Valenciana, donde conviven ciudadanos de más de 130 países, y en un enclave turístico de fama mundial, donde cada año cientos de miles de turistas acuden a disfrutar de su extraordinario clima, de sus excelentes servicios, de sus completísimas instalaciones náuticas como las del Puerto Deportivo Marina Internacional de Torrevieja y, como no, de su incomparable mar, donde disfrutar todos y cada uno de los días del año.

Inicio | Meteorologia | Localización | Noticias | Torrevieja | Contacto | Area Privada | Mapa del Sitio


Regresar al contenido | Regresar al menú principal